Alimentación balanceada contra una dieta milagrosa

Llegan las fiestas decembrinas y todo mundo come como rey, se acaban las fiestas decembrinas y todo mundo lucha contra su sentimiento de culpa por haber comido y pecado de mas, ¿qué es lo que hacemos?, muy fácil, solemos inscribirnos inmediatamente al gimnasio más cercano que se seguramente tiene una promoción difícil de resistir para aquellas personas que traen en sus hombros ese sentimiento de culpa por haber comido de mas. Seguramente estas personas acaben por dejar el gimnasio y se den cuenta que no están fácil bajar esos kilos cuando comieron, que cuando los quieren bajar a base de ejercicio (el 90% de las personas que entran a un gimnasio lo dejan porque “no cubrían sus expectativas”), y optan por la forma más fácil: las dietas milagrosas.

Este tipo de dietas milagrosas son famosas por tener una efectividad a corto plazo, lográndolo por medio de la privación de grupos de alimentos para bajar de peso en pocos meses.

Es obvio que a corto plazo conseguirás el objetivo, pero a largo plazo el cuerpo se protegerá contra esa falta de nutrientes y aquí es cuando entra el “efecto yo-yo”

¿qué diantres es este “efecto yo-yo” del que me estás hablando?

Cuando empiezas una “dieta milagrosa” y empiezas a privar a tu cuerpo de los nutrientes necesarios para el andar día a día, tu cuerpo se protege a sí mismo y empieza a almacenar grasa y quemar calorías con más lentitud de lo normal (en pocas palabras, tu metabolismo está cambiando), tu pensarás que estás adelgazando pero en realidad lo que estás perdiendo es agua y músculo, pero no de grasa, en otros términos: estas preparando todo para un rebote enorme, y si todavía no has sacado una conclusión, entre más estricta sea una dieta, mas vas a querer volver a tus hábitos anteriores.

¿Qué pasa cuando acabas una dieta de este tipo?, lamentablemente tu cuerpo se acostumbró a almacenar grasa y quemar calorías con más lentitud de lo normal haciéndote recuperar el peso perdido y ganar peso de más, ¿cuál es tu reacción ante esta situación?, ¡te vuelves a poner a dieta para bajar y subir de nuevo, como si fueras un yo-yo! Esto para nada es bueno para tu cuerpo y principalmente, tu AUTOESTIMA.

Información sobre dietas encontrarás en todos lados, sobre todo en internet, pero realmente quien debe ponerte a dieta es un nutriólogo que sabrá que tipo de dieta te conviene en base a tu peso y edad, utiliza la información que obtengas de internet solo para informarte y comentársela a tu nutriólogo para que te de una opinión acerca de ello.

comiendo saludablemente

comiendo saludablemente

¿Qué es una alimentación balanceada? Es todo lo contrario a las dietas, es comer sananamente sin prescindir de los grupos alimenticios que en las dietas milagrosas si se hace. Los resultados son a mediano y largo plazo (comparándolos con los de una dieta milagrosa que son a corto plazo), es obvio que para conseguir resultados rápidos y eficaces con una alimentación balanceada deberás combinarlas con ejercicios (aeróbicos o anaeróbicos o juntos si te sientes con mucha energía y tienes mucha confianza) aquí es cuando te vas a diferenciar de aquellas personas que no logran sus objetivos con la dietas milagrosas y sobre todo, tendrás muchas más disciplina y te sentirás sobre todo con más energía para empezar tu día a día y estarás contenta contigo misma.

ESCRIBE UN COMENTARIO

  1. Dedicated server, comentó hace 11 meses:

    En el caso del autismo el problema de la alimentacion es otro y no tienen nada que ver ni con el gluten ni las dietas. En fin, espero haber sido claro. Ya que esto de las dietas es un mito en lo que se refiere a la intervencion del autismo. Una dieta sana y equilibrada y adecuada a la persona nada tiene que ver con que tengas autismo o alopecia. Te mando un saludo